Lo que me enseñó la bici sobre el emprendimiento

Recuerda añadir siempre personas buenas a tu vida
July 2, 2016
Montañas de oro
July 15, 2016
Show all

Lo que me enseñó la bici sobre el emprendimiento

Una de las actividades al aire libre que más disfruto hacer es andar en bici. Me ayuda a liberar tensión y sentirme al menos un poco fit.

Cuando voy en bici no me gusta pensar; pongo la mente en blanco. Pero el paseo en bici de ayer no fue igual a los anteriores. Este me hizo reflexionar más de lo normal, analizar cada elemento que veía en el camino y compararlo con la vida misma y el emprendimiento.

Resulta que durante mi paseo se me prendió el bombillo y comencé a hacer conexiones y analogías.

¿Quieres saber a qué me refiero?

Móntate en la bici y comienza a andar. Trata de manejar en un lugar concurrido, lleno de autos, otras bicis, peatones, perritos callejeros, baches y árboles.

Te vas a dar cuenta que no es muy fácil andar al principio, pero una vez que comienzas a tomar confianza en ti mismo y comienzas a analizar mejor lo que tienes al frente y a los lados, verás que es mucho más sencillo de lo que creías.

Los autos van más rápido que tú, los peatones más lento. Mira a los autos como grandes empresas que, a pesar de lo rápido que van, muchas veces se estancan entre otras empresas.

Los peatones, puedes verlos como pequeños obstáculos que te pueden retrasar; sólo debes seguir tu camino y evitar toparte con ellos.

Los perritos callejeros y demás animales, representan tus distracciones. Está bien que te detengas unos minutos y los veas, pero no te quedes todo el tiempo allí.

Las demás bicis puedes verlas como otros proyectos de emprendimiento, que juntos, representan un gran movimiento.

Los baches son pruebas de agilidad. Muchas veces piensas que vas en el sentido correcto y que nada te sucederá, sin embargo, si pierdes el foco por un instante, tu agilidad podría no ser la misma. Te dan un golpe bajo, no sabrás cómo reaccionar y eventualmente te caerás. Está siempre muy atento a los baches, pero tampoco los mires mucho, mantén tu foco en tu camino.

Por último, los árboles. A veces nos topamos con ramas en el camino que nos cubren los ojos, otras veces nos acompañan en el camino y lo hacen más lindo. Estas son las personas de tu vida. Las personas que te abren camino y te dan su mejor rostro, son los árboles a tu alrededor, llenos de flores, que le dan color a tu camino.

Otros árboles sólo están para estorbar y sus ramas se enredan con tu cabello o con las ruedas de tu bici. Esos árboles son como personas tóxicas que sólo te quieren ver perder.

Además de estos elementos, existe el principal: tú y tu bici. Puedes verlo como tú y tu proyecto de emprendimiento.

Cuando vas en bici no te puedes detener porque te caes, debes seguir andando con la fuerza de tus piernas y la estabilidad de tus brazos. Tu proyecto funciona igual. Si sigues pedaleando, él seguirá andando y sólo depende de ti y tu fuerza de voluntad.

Por otro lado, ¿has notado que las bicis no van hacia atrás? Pues, los proyectos de emprendimiento tampoco. Por muchas trabas que tengas en la vida para lograr tu proyecto, créeme que nunca va hacia atrás, siempre va hacia adelante, a la velocidad que tú decidas.

¿No me crees estas cosas? Sal a la ciudad a andar en bici. Analiza tu entorno y busca una analogía para cada elemento que veas… Luego, cuéntame cómo te fue.

Cada uno de nosotros tiene su propia historia y su manera única de ver el mundo. Esta es mi forma de ver las cosas, siempre mirando un poco más allá.

 

Comments

comments