Nadie es indispensable

La era posmoderna y el personal branding
February 1, 2017
El ego-branding
February 9, 2017
Show all

Nadie es indispensable

El camino del emprendedor es muy parecido al que recorrió Furiosa en Mad Max. Solitario, difícil y lleno de obstáculos.

Si no fuese así, no nos enseñaría a ser los líderes que queremos ser.

En este recorrido a veces nos acompañan otras personas, a las que llamamos equipo, el cual escogemos -la mayoría de las veces- por su nivel académico, por lo brutal que se ve su portafolio o por las agencias en donde ha trabajado. Sin embargo, muchos emprendedores suelen obviar el lado personal de estos profesionales.

¿Qué pasa cuando ignoramos eso?

En principio, no mucho, pero a medida que pasa el tiempo, verás florecer la personalidad de cada uno de ellos y te darás cuenta a quién tienes realmente al lado.

Como en la mayoría de los casos son equipos pequeños, cada uno hace el trabajo de 10 personas y a veces sientes que sin algunos de ellos tu proyecto se podría ir por un barranco.

Déjame decirte que no es así. Por experiencia lo sé.

Las personas que trabajan en proyectos de emprendimiento, por lo general se sienten los Superman porque tienen la certeza de que si se van, su jefe va a llorar y les rogará quedarse porque sin ellos no hay nada.

Estas personas son egoístas, no saben el valor de trabajar en equipo y en muchos casos envidian las ideas de su líder.

¡Deshazte de ellos ahora mismo!

Si notas actitudes de altivez o de chantaje de parte de alguna persona de tu equipo hacia tu proyecto, sal de esa persona lo más rápido que puedas y busca otra.

Los profesionales hoy en día no son lo que su portafolio o su currículum dicen que son, por eso debes analizar la personalidad de tu equipo, adentrarte con ellos, crear lazos de amistad y ver cómo son fuera de la oficina, ya que son esas personas las que, por sentirse indispensables, pueden arruinar el curso de tus proyectos.

Pero recuerda, como nadie es indispensable, puedes incluso quedarte sin equipo, estar solo con tu proyecto y 10 dólares en el bolsillo, e incluso así, si le pones empeño y cariño a tus ideas, podrás formar un nuevo equipo con mejores personas y objetivos más claros.

Sólo ten paz-ciencia.

Love,

Ana.

Comments

comments