¿Por qué tienes que seguir la regla del KISS?

Todo comienzo hazlo en silencio
May 9, 2017
Co-Branding: Acompañados llegamos más lejos
May 30, 2017
Show all

¿Por qué tienes que seguir la regla del KISS?

Cuando somos estudiantes, nos imponen reglas y en ocasiones nos dicen que cierto método es el único que debes usar para tener éxito. Sin embargo, para emprender no hay ningún método, o le das o le das.

Por eso he traído para ti este análisis personal de un principio que quizás conoces -o no-, se trata del KISS. “Keep it simple, stupid!” Y no, no la inventé yo ni es algo nuevo que está de moda jajaja.

La idea de esta frase surgió de un ingeniero aeronáutico llamado Kelly Johnson, en 1960.

Este principio -el KISS- manifiesta que cualquier tipo de sistema puede funcionar mejor si es más simple que complicando sus procesos.

Si esto se usa para la aeronáutica, imagínate en los negocios y las marcas.

 

Hace unos días escribí en Facebook “hay mucho ruido en internet” y con ruido me refería a la cantidad de publicidad y contenido que nos bombardea los ojos cada segundo y que en su gran mayoría no sirve para nada. Te ves sorprendido por publicidad que cambia según tus gustos y búsquedas en Google, los eventos de tus amigos y tantos anuncios de juegos que ya ni te acuerdas cuántos has descargado.

Es como si no supieses a donde mirar.

Si tienes una marca o quieres crear una, ten en cuenta que vas a formar parte de un mundo de otras marcas, lleno de este ruido. Por eso es importante destacar, impactar y realmente hacer un cambio positivo, crear cultura y valor en las personas que la consumen y para eso, debes seguir el principio del KISS.

¿Por qué?

Acá te dejo algunas cosas que he aprendido
cada vez que me digo a mi misma “Keep it simple, stupid!”.

  • Si mantienes un proceso de trabajo limpio, estable y sobre todo PRÁCTICO, vas a ver cambios significativos en tu productividad.
  • Haz reuniones de 15 minutos con tu equipo de trabajo y no pierdas el tiempo redundando en ideas.
  • Escribe e-mails más directos a tus clientes, ellos no tienen mucho tiempo para leerte.
  • No uses más de dos tipografías en un website.
  • Haz brochures cortos y sencillos de entender.
  • Usa palabras más precisas para hablar con las personas.
  • No muestres más de 3 propuestas de logo (No muchas veces el cliente sabe lo que quiere, escoge las mejores 3 y sorpréndelo).
  • No uses demasiados números en tus presupuestos, sé conciso ($1000,00 no $1.348,75)
  • No te compliques si algo no se dio exactamente como estaba en el plan. Parte de mantener simple un proceso es aprender de los errores y continuar sin llorar.
  • Si tienes una idea segura, no redundes en ella y hazla realidad.
  • Cuando estés en reuniones con varias personas, sé puntual en lo que dices, todos tienen que hablar y el tiempo es valioso.
  • Organiza tu proyecto por tareas pequeñas y termina procesos de manera más rápida.

Hay tantas cosas que puedes hacer si sigues este principio que si continúo hablando vas a pensar que es un infomercial.

Que te quede en la mente.

Keep it simple, stupid!

Comments

comments